viernes, 5 de diciembre de 2008

REENCUETRO.

Lágrimas brotan del pecho desmesurado,
tu fatiga carnal obscurece mis sentidos,
infame sabiduría llena de mierda,
opaca la mortandad y sanguijuelas
acuden a mi lengua sangrante.

Reblandece mi cerebro amor mio,
llora en copas de vino y mezcla con ron
para beberlas a sorbos;
solo llora momentos y no malgastes tus angustiosas
pues, seré yo quien ruegue tus heridas mal sanadas...

Obscurece el Sol y desaparece la Luna,
pues celosa correría a mi búsqueda;
Hoy solo quiero ser TUYO amor;
y en malditas rosas negras consumiremos
nuestro corazón...